restaura.es.

restaura.es.

Evita la oxidación en la pintura de tus muebles

Evita la oxidación en la pintura de tus muebles
Evita la oxidación en la pintura de tus muebles La oxidación es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los amantes de la restauración de muebles. Si no se soluciona a tiempo, puede llevar a la degradación de la pintura y probablemente a la necesidad de volver a pintar el mueble. Por lo tanto, es importante aprender a prevenir la oxidación desde el principio. En este artículo, aprenderás algunos consejos útiles para evitar la oxidación en la pintura de tus muebles.

Comprender la oxidación

La oxidación ocurre cuando un metal entra en contacto con el oxígeno y el agua. Cuando se trata de muebles de madera, la oxidación ocurre cuando la pintura o el recubrimiento que se ha aplicado en la superficie del metal se ha deteriorado o ha sido eliminado. Como resultado, el metal expuesto se convierte en un ambiente perfecto para la oxidación y se encuentra en riesgo.

Mantén tus muebles secos

La oxidación en tus muebles puede reducirse significativamente si mantienes los muebles secos. Asegúrate de secar cualquier líquido derramado o de limpiar cualquier mancha a tiempo. Si vives en una zona con clima húmedo, considera usar un deshumidificador para mantener tus muebles secos. También puedes utilizar productos a base de silicona o cera de abejas que impidan el agua de penetrar en la pintura.

Utiliza la pintura correcta

Elegir la pintura correcta es importante para evitar la oxidación en tus muebles. Las pinturas de calidad tienen cualidades de sellado que impedirán la oxidación del metal debajo de la capa de pintura. Por otro lado, las pinturas baratas a menudo tienen una calidad inferior y son propensas a la oxidación. Es recomendable utilizar pintura epoxi o esmalte de uretano, ya que tienen una excelente resistencia a la oxidación.

Elimina la oxidación existente

Si ya tienes oxidación en tus muebles, debes eliminarla antes de aplicar nueva pintura. Eliminar la oxidación es fácil, solo requiere de lijar la superficie oxidada y frotar el área con un limpiador de óxido. Una vez que la superficie esté limpia, puedes aplicar una nueva capa de pintura. No aplicar una capa de pintura sobre una superficie oxidada solo hará que la pintura se desprenda más fácilmente.

Mantén los materiales de trabajo limpios

La oxidación en tus muebles puede ser causada por herramientas de trabajo sucias. Si usas cepillos, lijas o rodillos sucios en tus muebles, estás transfiriendo partículas de oxido en la superficie. Por lo tanto es recomendable mantener las herramientas limpias antes de su uso. Si se tiene dudas sobre la limpieza de los materiales, se recomienda sustituirlos por nuevos.

Almacenamiento

Es importante almacenar tus muebles de forma adecuada para evitar la oxidación. Siempre debes almacenar tus muebles en un lugar seco, fresco y alejado de la luz solar directa. Cubre los muebles con materiales transpirables como sábanas de algodón o cubiertas de plástico para proteger los muebles de la humedad que pudiera dañar la pintura u oxidar el metal. En conclusión, la oxidación es un problema en la restauración de muebles, pero conociendo algunos consejos útiles y aplicándolos de manera consistente en el mantenimiento y almacenamiento de los muebles, se puede reducir significativamente este problema. Recuerda siempre usar pinturas de calidad, mantener los muebles secos y limpiar periodicamente las herramientas de trabajo para evitar la oxidación en tus muebles.