restaura.es.

restaura.es.

Cómo evitar raspar el acabado de los muebles al lijar

Cómo evitar raspar el acabado de los muebles al lijar
Cómo evitar raspar el acabado de los muebles al lijar Si bien el lijado es una parte esencial del proceso de restauración de muebles, puede ser fácil dañar el acabado de las piezas si no se hace de manera adecuada. Raspar el acabado al lijar puede parecer un pequeño error, pero puede arruinar todo el trabajo que se ha hecho en el mueble hasta ahora. Aquí hay algunos consejos para evitar este error y garantizar un lijado suave y seguro.

Use el tipo correcto de papel de lija

Uno de los mayores errores que se cometen es usar el papel de lija incorrecto. Usar papel de lija que es demasiado grueso puede dejar marcas que requerirán mucho tiempo y esfuerzo para reparar. Para evitar esto, asegúrese de usar un papel de lija adecuado para el trabajo. Si está lijando una capa final, use un papel de lija fino, como un papel de lija de 220 o 320. Si está eliminando capas previas de acabado, puede usar un papel de lija más grueso, como un papel de lija de 100 o 120.

Comience con una velocidad y presión suaves

Cuando comience a lijar, comience con una velocidad y presión suaves. Lije en dirección a la veta de la madera en movimientos largos y largos. Comience con un papel de lija más fino, como un 220, y haga varios pasadas ligeras antes de aumentar la presión y cambiar a papel de lija más grueso si es necesario.

Preste atención a las áreas problemáticas

Al lijar, preste atención a las áreas problemáticas, como las esquinas y los bordes. Estos son los lugares donde es más probable que raspe el acabado. Si encuentra un área especialmente difícil, intente cambiar a una herramienta más pequeña, como un bloque de lijado, para evitar el contacto accidental con otras partes de la pieza.

Asegúrese de no lijar demasiado una sección

Otro error común es lijar demasiado una sección. Esto es especialmente común al lijar bordes y detalles. Para evitar esto, si está usando una lijadora eléctrica, asegúrese de no permanecer en una sección por demasiado tiempo. Si está lijando a mano, use su mano libre para "sentir" la superficie del acabado para detectar cuándo ha comenzado el proceso de eliminar capas previas. Siempre revise con regularidad para asegurarse de que no esté lijar demasiado en una sección.

Cuidado con el papel de lija desgastado

Es fácil olvidarse de cambiar el papel de lija, especialmente cuando se trabaja en una pieza más grande. Tome nota si el papel de lija se ha desgastado antes de cambiarlo para evitar raspar el acabado. El papel de lija desgastado puede tener pequeñas partículas sueltas que causan rayones y rasguños en la superficie.

Use un bloque de lijado

A veces, usar un bloque de lijado es la mejor opción. Puede asegurarse de que esté lijando la superficie de manera uniforme y controlada. Además de proporcionar mayor control, el bloque de lijado también puede extender la vida del papel de lija, lo que a su vez ayuda a evitar raspar el acabado.

Conclusión

Lijar es una parte importante del proceso de restauración de muebles, pero es fácil causar daño al acabado del mueble en el proceso si no se tiene el cuidado adecuado. Use un papel de lija adecuado, comience con una velocidad y presión suaves, preste atención a las áreas problemáticas y asegúrese de no lijar demasiado una sección para evitar raspar el acabado. ¡Con estos consejos, estará en camino de restaurar muebles hermosos y sin raspones!